Lollapalooza, el festival de música más importante del mundo desde 1991, se presenta en la Argentina y San Isidro fue la ciudad elegida por los organizadores para el evento que se realizará en el Hipódromo local los días 1 y 2 de abril.

Las dimensiones del predio del hipódromo sanisidrense, su entrono arbolado y el enorme espacio de césped fueron algunas de las características que atrajeron a los responsables de la organización para que aterrizara aquí esta imponente muestra de bandas de rock alternativo, indie, rap y punk rock. “La idea es crear un ambiente relajado, para pasar el día y disfrutar en familia”, explicó Walter Pérez, subsecretario de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito de la Municipalidad de San Isidro.

«Va a ser como un Disney para adolescentes y adultos», sostuvo Diego Finkelstein, de Fénix Entertainment Group, la empresa argentina que produce el evento junto con Perry Farrell, William Morris y C3.

Pérez detalló que habrá un operativo de seguridad con 200 policías adicionales en la vía pública y 100 inspectores de tránsito para preservar la tranquilidad de los barrios aledaños al Hipódromo. Además, “los organizadores presentaron un estudio de impacto ambiental de acuerdo con los requerimientos que les hizo el Municipio, sobre todo en lo referido al impacto acústico”, precisó el funcionario.

Más allá de la posibilidad de ver en vivo bandas legendarias como Red Hot Chili Peppers, Nine Inch Nails, Soundgarden y New Order, con músicos más nuevos como Arcade Fire, Phoenix, Vampire Weekend, es en el desarrollo local donde radica el verdadero impacto de un festival de estas dimensiones en San Isidro.

A modo de ejemplo cercano, en 2011 el encuentro salió por primera vez de los Estados Unidos, desembarcó en Santiago de Chile y rápidamente tuvo un impacto en el turismo. El diario The New York Times, que suele marcar tendencia, situó a Santiago como destino principal para vacacionar. Desde entonces, miles de turistas del mundo visitan la capital chilena en la semana del Lollapalooza.

En el Municipio de San Isidro esperan repetir la experiencia chilena: más visitas de ciudadanos extranjeros y de otras ciudades de la Argentina, con lo que ello representa para la industria hotelera y gastronómica local, como así también para el comercio de la zona.

A tono con el espíritu de cuidado del ambiente propio de Lollapalooza, la Municipalidad entregó 300 contenedores para papel, cartón, plástico y residuos, contó Federico Bereziuk, subsecretario de Espacio Público. “De la limpieza y mantenimiento del perímetro del Hipódromo participarán 80 empleados municipales”, agregó.

En el stand que la Municipalidad de San Isidro tiene dentro del predio del Hipódromo, habrá información respecto de los programas y acciones de las áreas de Juventud, Cultura, Turismo e Integración Comunitaria. “Estarán los jóvenes de barrios carenciados que trabajan en el programa de inclusión del municipio, como también chicos de instituciones que trabajan con personas con discapacidad”, adelantó Arturo Flier, secretario de Integración Comunitaria.

Operativo en cifras:

200 policías adicionales en la vía pública

100 inspectores de tránsito en las inmediaciones del Hipódromo

80 operarios de mantenimiento y limpieza de la vía pública

300 contenedores para papel, cartón, plástico y residuos.

Compartilo en tus redes!