Con el arco cerrado

Y el inquebrantable maleficio del cero en casa parece que no tiene antídoto para este Tigre, que enfrentó a un rival de cuidado como es el River de Ramón Díaz, con altibajos en el torneo pero entonado por la reciente victoria ante San Lorenzo en la fecha pasada. En otro momento el punto podría haber significado un alivio al finalizar en tablas con un grande, sin embargo, esta vez resultó con gusto a poco.

Para enfrentar a River, el Matador cambió. No solo algunos nombres en el once inicial, como el debut de Lucas Vesco en la defensa y la re inclusión de Ramiro Leone, Emiliano Ellacopulos, Joaquín Arzura y Ariel Nahuelpan, sino que también cambió su actitud. Durante gran parte del partido se refugió en su propio campo dejándole a Millonario realizar un trabajo ofensivo que muchas veces terminaba en nada.

La teoría del “aguante” táctico pareció resultar positivo en cierto punto ya que para el visitante le fue casi imposible llegar con claridad al arco defendido por Javi García, salvo con remates de media distancia, gracias a que los 4 de abajo y la línea de volantes realizaron un trabajo impecable en la retaguardia.

En cuanto a lo pobre que resultó Tigre en ataque, solamente se puede destacar aquella oportunidad perdida a los 43 minutos del primer tiempo, que gracias a un exquisito pase de Joaquín Arzura, Matías Pérez García quedó mano a mano ante Barovero pero su disparo se perdió a centímetros del palo izquierdo.

El segundo tiempo se visitó con la misma ropa que en los primeros 45 minutos. Sólo a expectativa de que un centro o alguna jugada aislada se convirtiese en ese grito esperado de aquellos miles de hinchas de Tigre, que a pesar de la prohibición del APREVIDE para con el público no socio, igualmente copó el José Dellagiovanna un jueves a las 10 de la noche, fue la que mantuvo la ilusión hasta el final.

Los cambios que digitó Fabián Alegre durante el complemento (entraron Peñalba, Wilchez y Vitti) le dieron otro aire al equipo, transformándolo en uno con un poco mas de tenacidad ofensiva y con un nuevo criterio a la hora de controlar la pelota, sin embargo no alcanzó para lograr quebrar un nuevo cero a cero en casa.

Redacción: Fernando Viale

Foto: Carlos Borgonovo y Diego Espinosa

www.catigre.com.ar

Compartilo en tus redes!